Logotype
Logotype

7. Gestión de riesgos

Imprimir esta página

La actividad con instrumentos financieros supone la asunción o transferencia de uno o varios tipos de riesgos por parte de las entidades que operan con ellos. Los principales riesgos asociados a los instrumentos financieros son:

  • Riesgo de crédito: Con origen en la probabilidad de que una de las partes del contrato del instrumento financiero incumpla sus obligaciones contractuales por motivos de insolvencia o incapacidad de pago y produzca en la otra parte una pérdida financiera.
  • Riesgo de mercado: Originado por la probabilidad de que se produzcan pérdidas en el valor de las posiciones mantenidas, como consecuencia de cambios en los precios de mercado de los instrumentos financieros. Incluye tres tipos de riesgos:
    • Riesgo de tipo de interés: Surge como consecuencia de variaciones en los tipos de interés de mercado.
    • Riesgo de tipo de cambio: Surge como consecuencia de variaciones en los tipos de cambio entre divisas.
    • Riesgo de precio: Surge como consecuencia de cambios en los precios de mercado, bien por factores específicos del propio instrumento, o bien por factores que afecten a todos los instrumentos negociados en un mercado concreto.
  • Riesgo de liquidez: Con origen en la probabilidad de que una entidad no pueda atender sus compromisos de pago o, que para atenderlos, tenga que recurrir a la obtención de fondos en condiciones gravosas o poniendo en riesgo su imagen y reputación.
Principios y políticas -

La función de Global Risk Management (en adelante, GRM) tiene como objetivo preservar la solvencia del Grupo BBVA, colaborar en la definición de su estrategia en relación con los riesgos que asume y facilitar el desarrollo de sus negocios; acomodando su actuación a los siguientes principios:

  • La función de gestión de los riesgos es única, independiente y global.
  • Los riesgos asumidos por el Grupo deben ser compatibles con el nivel de solvencia objetivo; tienen que estar identificados, medidos y valorados y deben existir procedimientos para su seguimiento y gestión y sólidos mecanismos de control y mitigación de los riesgos.
  • Todos los riesgos deben ser gestionados de forma integrada durante su ciclo de vida, dándoles un tratamiento diferenciado en función de su naturaleza y realizándose una gestión activa de las carteras basada en una medida común (capital económico).
  • Las áreas de negocio son responsables de proponer y mantener los perfiles de riesgo dentro de su autonomía y del marco de actuación corporativo (definido éste como el conjunto de las políticas y procedimientos de control de los riesgos definidos por el Grupo), por lo que deben dotarse de las infraestructuras adecuadas para el control de sus riesgos.
  • Las infraestructuras creadas para el control de los riesgos deben contar con medios (en términos de personas, herramientas, bases de datos, sistemas de información y procedimientos) suficientes para sus fines, tendrán una clara definición de roles y responsabilidades y asegurarán una asignación eficiente de recursos entre el Área Corporativa y las unidades de riesgos ubicadas en las áreas de negocio.

A la luz de estos principios, el Grupo BBVA ha desarrollado un sistema de gestión integral de los riesgos, que se estructura en tres componentes: un esquema corporativo de gestión del riesgo (que incluye una correcta segregación de funciones y responsabilidades); un conjunto de herramientas, circuitos y procedimientos (que configuran los esquemas de los distintos modelos de gestión) y un sistema de control interno coherente con la naturaleza y magnitud de los riegos asumidos.

Esquema corporativo de gobierno -

El Grupo BBVA ha desarrollado un sistema de gobierno corporativo en línea con las mejores practicas internacionales y adaptado a los requerimientos de los reguladores del país en el que operan sus distintas unidades de negocio.

En relación con los riesgos que asume el Grupo, corresponde al Consejo de Administración del Banco establecer los principios generales que definen el perfil de riesgos objetivos de las entidades, aprobar las políticas de control y gestión de esos riesgos y hacer un seguimiento periódico de los sistemas internos de información y control de los riegos. Para ello, se apoya tanto en la Comisión Delegada Permanente como en la Comisión de Riesgos, que tiene como misión principal asistir al Consejo en el desarrollo de sus funciones relacionadas con el control y la gestión del riesgo.

Según lo establecido en el artículo 36 del Reglamento del Consejo, la Comisión de Riesgos tiene asignadas las siguientes tareas:

  • Analizar y valorar las propuestas sobre estrategias y políticas de control y gestión de los riesgos del Grupo.
  • Efectuar un seguimiento del grado de adecuación de los riesgos realmente asumidos a los perfiles de riesgos establecidos.
  • Valorar y aprobar, en su caso, aquellas operaciones que, por su cuantía, pudieran comprometer la solvencia patrimonial del Grupo o la recurrencia de sus resultados o que representen riesgos operacionales o reputacionales significativos.
  • Asegurarse de que el Grupo cuenta con los medios, sistemas, estructuras y recursos acordes con las mejores prácticas que permitan desarrollar su estrategia para la gestión de los riesgos.

La función de gestión y control de los riesgos se distribuye entre las unidades de riesgos integradas en las áreas de negocio y el Área Corporativa de Riesgos, siendo esta última responsable de definir las políticas y estrategias globales. Las unidades de riesgos de las áreas de negocio proponen y gestionan los perfiles de riesgos dentro de su autonomía, pero siempre respetando el marco corporativo de actuación.

El Área Corporativa de Riesgos combina la visión por tipos de riesgos con una visión global de los mismos y está estructurada, en cinco unidades; de la siguiente forma:

  • Gestión Corporativa de Riesgos: Es responsable de la gestión y control de los riesgos de crédito, de mercado, técnico, estructural, inmobiliario y de los riesgos no bancarios.
  • Validación y Control: Asume la gestión del sistema de control interno y del riesgo operacional y la validación interna de los modelos de medición y asunción de nuevos riesgos.
  • Tecnología y Metodologías: Se responsabiliza de la gestión de los desarrollos tecnológicos y metodológicos necesarios para la gestión del riesgo en el Grupo.
  • Secretaría Técnica: Contrasta técnicamente las propuestas elevadas al Risk Management Committee y a la Comisión de Riesgos y elabora y difunde la normativa aplicable a la gestión de los riesgos sociales y medioambientales.

Consecuentemente con esta estructura, el Área Corporativa de Riesgos aporta una razonable seguridad en cuanto a:

  • La integración, control y gestión de todos los riesgos de Grupo,
  • La aplicación en todo el Grupo de principios, políticas y métricas de riesgo homogéneos, y
  • El necesario conocimiento de cada área geográfica y de cada negocio.

El anterior esquema organizativo se complementa con distintos comités, entre los que cabe destacar los siguientes:

  • El Comité Global de Control Interno y Riesgo Operacional: Tiene por objetivo revisar periódicamente, a nivel de Grupo y de cada una de sus unidades de negocio, el entorno de control y la eficacia de los sistemas de control interno y de gestión del riesgo operacional, así como el seguimiento y análisis de los principales riesgos operacionales a los que esta sujeto el Grupo; incluidos los de naturaleza transversal. Este comité se configura como el máximo órgano de gestión del riesgo operacional del Grupo.
  • El Comité de Dirección de Riesgos: Lo componen los responsables de las unidades de riesgos ubicadas en las áreas de negocio y los responsables de las unidades del Área Corporativa de Riesgos. Es responsable de, entre otros asuntos: la definición de la estrategia de riesgos del Grupo (especialmente en lo relativo a las políticas y la estructura de la función en el Grupo) y su propuesta de aprobación por los órganos de gobierno competentes; del seguimiento de la gestión y control de los riesgos en el Grupo y, en su caso, de la adopción de las acciones que correspondan.
  • El Comité Global Risk Management: Está integrado por los directores corporativos de la función de riesgos en el Grupo y por los responsables de riesgos de los distintos países y áreas de negocio. En su ámbito, se lleva a cabo la revisión de la estrategia de riesgos del Grupo y la revisión y puesta en común de los principales proyectos e iniciativas de riesgos en las áreas de negocio.
  • El Risk Management Committee: Son miembros permanentes del mismo el Director de Global Risk Management, el de Gestión Corporativa de Riesgos y el de la Secretaría Técnica. Los restantes miembros del comité elaboran las propuestas de las operaciones que se analizan en sus sesiones de trabajo. El comité analiza y, en su caso, autoriza los programas financieros y las operaciones que están dentro de su ámbito de atribución y eleva a la Comisión de Riesgos las propuestas cuyas cuantías exceden de los límites atribuidos, siempre que su opinión sobre ellos sea favorable.
  • El Comité de Activos y Pasivos (en adelante, “COAP”): Tiene encomendada la gestión activa de las posiciones estructurales de tipo de interés y cambio y la liquidez global y los recursos propios del Grupo.
  • El Comité de Tecnología y Metodologías: Decide acerca de la eficacia de los modelos e infraestructuras desarrollados para la gestión y el control de riesgos e integrados en las áreas de negocio; en el marco del modelo de funcionamiento de Global Risk Management.
  • El Comité de Nuevos Productos: Tiene como funciones estudiar, y en su caso aprobar, las características de nuevos productos antes del inicio de su comercialización; realizar el control y seguimiento posterior de los nuevos productos autorizados; fomentar el negocio de una manera ordenada y permitir su desarrollo en un entorno controlado.
Herramientas, circuitos y procedimientos -

El Grupo BBVA tiene implementado un sistema de gestión integral del riesgo, acorde con las necesidades derivadas de los diferentes tipos de riesgo a los que está sujeto; que está plasmado en distintos manuales sobre esta materia. Estos manuales recogen las herramientas de medida para la admisión, valoración y seguimiento de los riesgos, definen los circuitos y procedimientos aplicables a la operativa de las entidades y los criterios para su gestión.

Las principales actividades que lleva a cabo el Grupo BBVA en relación con la gestión y control de sus riesgos, son:

  • Cálculo de las exposiciones al riesgo de las diferentes carteras, teniendo en consideración los posibles factores mitigadores existentes (garantías, compensación de saldos, colaterales, etc.).
  • Cálculo de las probabilidades de incumplimiento (en adelante, “PD”).
  • Estimación de la pérdida `previsible en cada cartera, asignándose la PD a las nuevas operaciones (rating y scoring).
  • Medida de los valores en riesgo de las carteras, en función de distintos escenarios, mediante simulaciones históricas.
  • Establecimiento de límites a las potenciales pérdidas, en función de los distintos riesgos incurridos.
  • Determinación de los impactos posibles de los riesgos estructurales en la cuenta de pérdidas y ganancias consolidada del Grupo.
  • Fijación de límites y alertas que garanticen la liquidez del Grupo.
  • Identificación y cuantificación de los riesgos operacionales, por líneas de negocio, para facilitar su mitigación mediante las apropiadas acciones correctoras.
  • Definición de circuitos y procedimientos eficientes que sirvan a los objetivos establecidos, etc.
Sistema de control interno -

El sistema de control interno del Grupo BBVA se inspira en las mejores prácticas desarrolladas tanto en el “Enterprise Risk Management - Integrated Framework” de COSO (Comité of Sponsoring Organizations of the Treadway Commission) como en el “Framework for Internal Control Systems in Banking Organizations”, elaborado por el Banco Internacional de Pagos de Basilea (BIS).

En este sentido, el sistema de control interno del Grupo se encuadra en el Marco de Gestión Integral de Riesgos; entendido éste como el sistema que, involucrando al Consejo de Administración del Banco y a la Dirección y todo el personal del Grupo, está diseñado para identificar y gestionar los riesgos a los que se enfrentan las entidades, de forma que se aseguren los objetivos corporativos establecidos por la Dirección del Grupo. Consecuentemente, forman parte del Marco de Gestión Integral de Riesgos las unidades especializadas (Riesgos, Cumplimiento, Contabilidad Global e Información de Gestión y Asesoría Jurídica) y las funciones de Control Interno y Riesgo Operacional y de Auditoría Interna.

El sistema de control interno se asienta, entre otros, en los siguientes principios:

  • Su eje de articulación es el “proceso”.
  • La forma en que se identifican, valoran y mitigan los riesgos debe ser única para cada proceso y los sistemas, herramientas y flujos de información que dan soporte a las actividades de control interno y riesgo operacional han de ser únicos; o, en cualquier caso, estar administrados íntegramente por una única unidad.
  • La responsabilidad del control interno recae en las unidades de negocio del Grupo y, a menor nivel, en cada una de las entidades que las integran. La Dirección de Control Interno y Riesgo Operacional de cada unidad de negocio es responsable de implantar el sistema de control en su ámbito de responsabilidad y de gestionar el riesgo existente, proponiendo las mejoras en los procesos que estime más adecuadas.
  • Dado que el ámbito de responsabilidad de algunas unidades de negocios es global, existen funciones de control transversales que complementan los mecanismos de control mencionados anteriormente.
  • El Comité de Control Interno y Riesgo Operacional de cada unidad de negocios se responsabiliza de la aprobación de los planes de mitigación adecuados a cada uno de los riesgos y debilidades existentes. La estructura de Comités culmina en el Comité Global de Control Interno y Riesgo Operacional del Grupo.
  • Las unidades especializadas promueven políticas y elaboran normativa interna, cuyo desarrollo de segundo nivel y forma de aplicación corresponde al Área Corporativa de Riesgos.
Concentraciones de riesgos -

En el ámbito de los mercados, la Comisión de Riesgos del Consejo de Administración del Banco aprueba anualmente límites para los riesgos de “trading”, interés estructural, tipo de cambio estructural, “equity” y liquidez; tanto para las entidades bancarias como para las de gestión de activos, pensiones y seguros. Estos límites combinan diferentes variables (entre las que se encuentran el capital económico y la volatilidad de los resultados), tienen sistemas de alerta previos y se complementan con un esquema de “stop-losses”.

En lo referente a los riesgos de crédito, se establecen límites máximos de exposición por cliente y por riesgo país, así como marcos genéricos de exposición máxima para determinadas operaciones y productos. La delegación de facultades se sustenta en curvas iso-riesgo, en función de la suma de la máxima pérdida previsible y del capital económico, y su equivalencia a exposición nominal en función del rating.

Existe una referencia de concentración máxima de riesgos vinculados situada en el 10% de los recursos propios del Grupo, y hasta ese nivel, la autorización de nuevos riesgos se condiciona a un profundo conocimiento del cliente, de los mercados en los que opera y de los sectores en los que actúa.

En las carteras minoristas, se evalúan potenciales concentraciones geográficas y de perfiles concretos de riesgo, en términos de riesgo total y de volatilidad de resultados; y, en su caso, se establecen las medidas mitigadoras que se consideran más oportunas.

7.1 Riesgo de crédito

7.1.1 Exposición máxima al riesgo de crédito

A continuación se presenta la distribución, por epígrafes del balance, de la exposición máxima del Grupo BBVA al riesgo de crédito a 31 de diciembre de 2011, 2010 y 2009, sin deducir las garantías reales ni las mejoras crediticias obtenidas para asegurar el cumplimiento de las obligaciones de pago, desglosada según la naturaleza de los instrumentos financieros y de sus contrapartes.

En el caso de los activos financieros reconocidos en los balances consolidados, se considera que la exposición al riesgo de crédito es igual a su valor contable bruto, sin considerar los ajustes por valoración (pérdidas por deterioro, intereses devengados no cobrados, derivados y otros) , con la única excepción de los derivados de negociación y cobertura.

Para las garantías financieras concedidas, se considera que la máxima exposición al riesgo de crédito es el mayor importe que el Grupo tendría que pagar, si la garantía fuera ejecutada, y que es su valor en libros.

Los datos de los derivados de negociación y cobertura mostrados en el cuadro siguiente, reflejan mejor la exposición máxima al riesgo de crédito que los importes que figuran en los balances consolidados, ya que estos datos incorporan no sólo el valor de mercado a la fecha de las operaciones (como refleja únicamente el saldo contable), sino también el riesgo potencial de estas operaciones en su fecha de vencimiento.

No obstante, el riesgo de crédito con origen en los derivados con los que opera el Grupo se mitiga como consecuencia de los derechos contractuales existentes para la compensación de sus saldos en el momento de su liquidación; lo que ha supuesto una reducción en las exposiciones a los riesgos de crédito del Grupo de lo que 37.817 millones de euros a 31 de diciembre de 2011 (27.933 y 27.026 millones de euros a 31 de diciembre de 2010 y 2009, respectivamente).

Exposición máxima al riesgo de crédito Notas Millones de euros
2011 2010 2009
Cartera de negociación
20.975 24.358 34.672
Valores representativos de deuda 10 20.975 24.358 34.672
Sector público
17.989 20.397 31.290
Entidades de crédito
1.882 2.274 1.384
Otros sectores
1.104 1.687 1.998
Otros activos financieros a valor razonable con cambios en pérdidas y ganancias
708 691 639
Valores representativos de deuda 11 708 691 639
Sector público
129 70 60
Entidades de crédito
44 87 83
Otros sectores
535 535 496
Activos financieros disponibles para la venta
52.008 50.602 57.067
Valores representativos de deuda 12 52.008 50.602 57.067
Sector público
35.801 33.074 38.345
Entidades de crédito
7.137 11.235 12.646
Otros sectores
9.070 6.293 6.076
Inversiones crediticias
388.949 373.037 353.741
Depósitos en entidades de crédito 13.1 26.013 23.604 22.200
Crédito a la clientela 13.2 359.855 347.210 331.087
Sector público
35.090 31.224 26.219
Agricultura
4.841 3.977 3.924
Industria
37.217 36.578 42.799
Inmobiliaria y construcción
50.989 55.854 55.766
Comercial y financiero
55.748 53.830 48.936
Préstamos a particulares
139.063 135.868 126.488
Otros
36.907 29.879 26.955
Valores representativos de deuda 13.3 3.081 2.223 454
Sector público
2.128 2.040 342
Entidades de crédito
631 6 4
Otros sectores
322 177 108
Cartera de inversión a vencimiento 14 10.955 9.946 5.438
Sector público
9.896 8.792 4.064
Entidades de crédito
451 552 754
Otros sectores
608 602 620
Derivados (negociación y cobertura)
58.683 44.762 42.836
Subtotal
532.278 503.396 494.393
Intereses devengados y comisiones
594 299 436
Total riesgo por activos financieros
532.872 503.695 494.829
Garantías financieras
39.904 36.441 33.185
Disponibles por terceros
88.978 86.790 84.925
Sector público
3.143 4.135 4.567
Entidades de crédito
2.417 2.303 2.257
Otros sectores
83.419 80.352 78.101
Otros riesgos contingentes
4.787 3.784 7.398
Total riesgos y compromisos contingentes 34 133.670 127.015 125.508
Total exposición máxima al riesgo de crédito
666.542 630.710 620.337

A 31 de diciembre de 2011, el importe de los activos financieros que se encontrarían en situación irregular si no fuera porque sus condiciones fueron renegociadas, no es significativo en relación con la inversión crediticia total del Grupo BBVA.

7.1.2 Mitigación del riesgo de crédito, garantías reales y otras mejoras crediticias

La máxima exposición al riesgo de crédito, en la mayoría de los casos, se ve reducida por la existencia de garantías reales, mejoras crediticias y otras acciones que mitigan la exposición del Grupo. La política de cobertura y mitigación del riesgo de crédito en el Grupo BBVA dimana de su concepción del negocio bancario, muy centrada en la banca de relación. En esta línea, la exigencia de garantías puede ser un instrumento necesario pero no suficiente para la concesión de riesgos, pues la asunción de riesgos por el Grupo requiere la previa verificación de la capacidad de pago del deudor o de que éste pueda generar los recursos suficientes para permitirle la amortización del riesgo contraído, en las condiciones convenidas.

Consecuentemente con lo anterior, la política de asunción de riesgos de crédito se instrumenta en el Grupo BBVA en tres niveles distintos:

  • Análisis del riesgo financiero de la operación, basado en la capacidad de reembolso o generación de recursos del acreditado,
  • En su caso, constitución de las garantías adecuadas al riesgo asumido; en cualquiera de las formas generalmente aceptadas: garantía dineraria, real, personal o coberturas, y, finalmente,
  • Valoración del riesgo de recuperación (liquidez del activo) de las garantías recibidas.

Los procedimientos para la gestión y valoración de las garantías están recogidos en los Manuales Internos de Políticas de Gestión del Riesgo de Crédito (minorista y mayorista), en los que se establecen los principios básicos para la gestión del riesgo de crédito, que incluye la gestión de las garantías recibidas en las operaciones con clientes.

Los métodos utilizados para valorar las garantías coinciden con las mejores prácticas del mercado e implican la utilización de tasaciones en las garantías inmobiliarias, precio de mercado en valores bursátiles, valor de la cotización de las participaciones en Fondo de Inversión, etc. Todas las garantías reales recibidas deben estar correctamente instrumentadas e inscritas en el registro correspondiente, así como contar con la aprobación de las unidades jurídicas del Grupo.

A continuación se describen los principales tipos de garantías recibidas para cada categoría de instrumentos financieros:

  • Cartera de negociación: Las garantías o mejoras crediticias que se obtengan directamente del emisor o contrapartida están implícitas en las cláusulas del instrumento.
  • Derivados de negociación y de cobertura: En los derivados, el riesgo de crédito se minimiza mediante acuerdos contractuales de compensación por los que derivados activos y pasivos con la misma contrapartida son liquidados por su saldo neto. Además, pueden existir garantías de otro tipo, dependiendo de la solvencia de la contraparte y de la naturaleza de la operación.

El Grupo BBVA tiene una amplia gama de derivados de crédito. A través de estos contratos, el Grupo compra o vende protección sobre una acción o un índice. El Grupo utiliza derivados de crédito para mitigar el riesgo de crédito en su cartera de préstamos y otras posiciones de efectivo y para cubrir los riesgos asumidos en las transacciones de mercado con otros clientes y contrapartes.

Los derivados de crédito pueden seguir diferentes acuerdos de pago y de compensación, de acuerdo con las normas de la International Swaps and Derivatives Association (ISDA). Los desencadenantes del acuerdo incluyen la quiebra de la entidad de crédito de referencia, la aceleración del endeudamiento, la falta de pago, la reestructuración y la disolución de la entidad.

  • Otros activos financieros a valor razonable con cambios en pérdidas y ganancias y Activos financieros disponibles para la venta: Las garantías o mejoras crediticias obtenidas directamente del emisor o contrapartida, son inherentes a la estructura del instrumento.
  • Inversiones crediticias:
    • Depósitos en entidades de crédito: Habitualmente, solo cuentan con la garantía personal de la contraparte.
    • Crédito a la clientela: La mayor parte de las operaciones cuentan con la garantía personal de la contraparte. Además, pueden tomarse garantías reales para asegurar las operaciones de crédito a la clientela (tales como garantías hipotecarias, dinerarias, pignoración de valores u otras garantías reales) u obtener otro tipo de mejoras crediticias (avales, coberturas, etc.).
    • Valores representativos de deuda: Las garantías o mejoras crediticias obtenidas directamente del emisor o contrapartida son inherentes a la estructura del instrumento.
  • Cartera de inversión a vencimiento: Las garantías o mejoras crediticias obtenidas directamente del emisor o contrapartida son inherentes a la estructura del instrumento.
  • Garantías financieras, otros riesgos contingentes y disponibles para terceros: Cuentan con la garantía personal de la contraparte.

Se presenta a continuación el desglose de los riesgos de crédito del Grupo que tienen asociadas garantías reales, excluyendo aquellos saldos que se consideraban deteriorados a 31 de diciembre de 2011, 2010 y 2009:

Exposición al riesgo de crédito con garantías reales Millones de euros
2011 2010 2009
Garantía real hipotecaria 130.703 132.628 127.957
Garantía hipotecaria activos explotación 3.732 3.638 4.050
Garantías reales hipotecarias vivienda 109.199 108.224 99.493
Garantia hipotecaria distinta de vivienda 17.772 20.766 24.414
Deudores con otras garantías reales 29.353 18.154 20.917
Deudores con garantías dinerarias 332 281 231
Garantía real (pignoración valores) 590 563 692
Deudores resto de garantías reales 28.431 17.310 19.994
Total 160.056 150.782 148.874

A 31 de diciembre de 2011, la media ponderada del importe pendiente de amortización de los préstamos con garantía hipotecaria era el 52% del valor de la garantía (el 53% y el 54% a 31 de diciembre de 2010 y 2009, respectivamente).

7.1.3 Calidad crediticia de los activos financieros no vencidos ni deteriorados

El Grupo BBVA cuenta con herramientas de calificación (“scorings” y “ratings”) que permiten ordenar la calidad crediticia de sus operaciones o clientes a partir de una valoración y su correspondencia con las denominadas probabilidades de incumplimiento (“PD”). Para poder estudiar cómo varía esta probabilidad, el Grupo dispone de herramientas de seguimiento y bases de datos históricas que recogen la información generada internamente, que básicamente se pueden agrupar en modelos de scoring y rating.

  • Scoring

El scoring es un modelo de decisión que ayuda en la concesión y gestión de los créditos minoristas: consumo, hipotecas, tarjetas de crédito de particulares, etc. El scoring es la herramienta básica para decidir la concesión de un crédito, el importe a conceder y las estrategias que pueden contribuir a fijar el precio del mismo, ya que se basa en un algoritmo que ordena las operaciones en función de su calidad crediticia. Dicho algoritmo nos permite asignar una puntuación a cada operación solicitada por un cliente, sobre la base de una serie de características objetivas que estadísticamente se ha demostrado que discriminan entre la calidad de riesgo de dicho tipo de operaciones. La ventaja del scoring reside en su sencillez y homogeneidad: para cada cliente sólo se requiere disponer de una serie de datos objetivos y el análisis de estos datos es automático, mediante un algoritmo.

Existen tres tipos de scoring en función de la información utilizada y su finalidad:

  • Scoring reactivo: mide el riesgo de una operación solicitada por un individuo haciendo uso de variables relativas a la operación solicitada así como de datos socio-económicos del cliente disponibles en el momento de la solicitud. En base a la puntuación otorgada por el scoring se decide conceder o denegar la nueva operación.
  • Scoring de comportamiento: califica operaciones de un determinado producto de una cartera de riesgo vivo en la entidad, permitiendo realizar un seguimiento de la calidad crediticia y adelantarse a las necesidades del cliente. Para ello, se hace uso de variables de operación y de cliente disponibles internamente. En concreto, variables que hacen referencia al comportamiento tanto del producto como del cliente.
  • Scoring proactivo: otorga una puntuación a nivel cliente haciendo uso de variables del comportamiento general del individuo con la entidad, así como de su comportamiento de pago en todos los productos contratados. Su finalidad reside en realizar un seguimiento de la calidad crediticia del cliente, siendo utilizado para preconceder nuevas operaciones.
  • Rating

El rating, a diferencia de los scorings (que califican operaciones), es una herramienta enfocada a la calificación de clientes: empresas, corporaciones, PYMES, administraciones públicas, etc. Un rating es un instrumento que permite determinar, en base a un análisis financiero detallado, la capacidad de un cliente de hacer frente a sus obligaciones financieras. Habitualmente la calificación final es una combinación de factores de diferente naturaleza. Por un lado, factores cuantitativos y, por otro, factores cualitativos. Es un camino intermedio entre el análisis individualizado y el mero análisis estadístico.

La diferencia fundamental con el scoring es que este se utiliza para evaluar productos minoristas, mientras que los ratings utilizan un enfoque de cliente de banca mayorista. Además, los scoring sólo incluyen variables objetivas, mientras que los ratings incorporan información cualitativa. Así mismo, aunque ambos se basan en estudios estadísticos, incorporando una visión de negocio, en el desarrollo de las herramientas de rating se otorga mayor peso al criterio de negocio que en las de scoring.

En aquellas carteras en las que el número de incumplimientos es muy reducido (riesgos soberanos, corporativos, con entidades financieras, etc.), la información interna se complementa con el “benchmarking” de las agencias de calificación externa (Moody´s, Standard & Poor’s y Fitch). Por ello, cada año se comparan las PDs estimadas por las agencias de calificación para cada nivel de riesgo y se obtiene una equivalencia entre los niveles de las diferentes agencias y los de la Escala Maestra de BBVA.

Una vez estimada la probabilidad de incumplimiento de las operaciones o clientes, se realizar el denominado “ajuste a ciclo”; pues de lo que se trata es de establecer una medida de la calidad del riesgo más allá del momento coyuntural de su estimación, buscándose capturar información representativa del comportamiento de las carteras durante un ciclo económico completo. Esta probabilidad se vincula a la Escala Maestra elaborada por el Grupo BBVA con objeto de facilitar la clasificación, en términos homogéneos, de sus distintas carteras de riesgos.

A continuación, se presenta la escala reducida utilizada para clasificar los riesgos vivos del Grupo BBVA a 31 de diciembre de 2011:

Ratings internos
Escala reducida (17 grupos)
Probabilidad de incumplimiento
(en puntos básicos)
Medio Mínimo desde >= Máximo
AAA 1 - 2
AA+ 2 2 3
AA 3 3 4
AA- 4 4 5
A+ 5 5 6
A 8 6 9
A- 10 9 11
BBB+ 14 11 17
BBB 20 17 24
BBB- 31 24 39
BB+ 51 39 67
BB 88 67 116
BB- 150 116 194
B+ 255 194 335
B 441 335 581
B- 785 581 1.061
C 2.122 1.061 4.243

seguidamente se presenta la distribución, por ratings internos, de la exposición (incluidos los derivados) con empresas, entidades financieras e instituciones (excluyendo riesgo soberano) de las principales entidades del Grupo BBVA a 31 de diciembre de 2011:

Distribución del riesgo de crédito según rating interno 2011
Importe
(millones de euros)
%
AAA/AA+/AA/AA- 47.047 18,42%
A+/A/A- 94.192 36,88%
BBB+ 23.685 9,27%
BBB 10.328 4,04%
BBB- 10.128 3,97%
BB+ 12.595 4,93%
BB 11.361 4,45%
BB- 14.695 5,75%
B+ 10.554 4,13%
B 11.126 4,36%
B- 6.437 2,52%
CCC/CC 3.266 1,28%
Total 255.414 100,00%

De todo el posible espectro de operaciones/clientes con calificación crediticia, y por tanto con probabilidad de incumplimiento, se establecen niveles de probabilidad homogéneos en los que se quiere clasificar la cartera. Existirá una mayor concentración de niveles cuando se necesite discriminar más y una menor concentración cuando no es tan importante la discriminación. Estos niveles representan las calificaciones necesarias para asegurar una buena clasificación de la cartera.

La determinación de estos distintos niveles y sus límites de probabilidad de incumplimiento (PD) se realizó tomando como referencia las escalas de rating y tasas de incumplimiento de las agencias externas Standard & Poor’s y Moody’s. De esta manera se establecen los niveles de probabilidad de incumplimiento de la Escala Maestra del Grupo BBVA. Dicha escala es común para todo el Grupo, sin embargo, las calibraciones (mapeo de puntuaciones a tramos de PD/niveles de la Escala Maestra) se realizan a nivel de herramienta para cada uno de los países en los que el Grupo dispone de herramientas.

7.1.4 Políticas sobre concentración de riesgos

En lo que respecta a la mitigación de la concentración del riesgo de crédito por ámbito geográfico, individual y sectorial, el Grupo BBVA mantiene actualizados los índices máximos autorizados de concentración, tanto individual como sectorial, en función de las diferentes variables observables relacionadas con el riesgo de crédito. En este sentido, la presencia o cuota financiera del Grupo en un cliente concreto está condicionada por su calidad crediticia, la naturaleza de los riesgos que se mantienen con el y la presencia del Grupo en el mercado, de acuerdo con las siguientes pautas:

  • Se intenta compatibilizar al máximo posible las necesidades de financiación del cliente (comerciales/financieras, corto plazo/largo plazo, etc.) con los intereses del Grupo.
  • Se tienen en consideración los límites legales que puedan existir sobre concentración de riesgos (relación entre los riesgos mantenidos con un cliente y los fondos propios de la entidad que los asume), la situación de los mercados, la coyuntura macroeconómica, etc.
  • Con objeto de permitir llevar a cabo una adecuada gestión de las concentraciones de riesgos y, en su caso, generar acciones sobre las mismas, se han establecido diferentes niveles de seguimiento, en función de las cuantías de los riesgos globales mantenidos con un mismo cliente. En este sentido, las concentraciones de riesgos con un mismo cliente o grupo que se estimen puedan generar pérdidas por importe superior a 18 millones de euros se autorizan y siguen por la Comisión de Riesgos del Consejo de Administración del Banco. En términos de exposición, este importe equivale al 10% de los recursos propios computables del Grupo BBVA para un cliente con calificación crediticia AAA y al 1% para un cliente con calificación crediticia BB.

7.1.5 Exposición al riesgo soberano

Gestión de riesgos soberanos

La identificación, medición, control y seguimiento del riesgo asociado a las operaciones con riesgo soberano es realizada por una unidad centralizada integrada en el Área de Riesgos del Grupo BBVA. Sus funciones básicas consisten en la elaboración de informes individuales sobre los países con los que se produce riesgo soberano (denominados “programas financieros”), su seguimiento, asignación de ratings asociados a los países analizados y, en general, dar soporte al grupo en cualquier requerimiento de información en relación a este tipo de operativa. Las políticas de riesgos establecidas en los programas financieros son aprobadas por los comités de riesgo oportunos en función del sistema de delegación establecido para la toma de decisiones por la alta dirección del banco.

Además, el área de riesgo país realiza un seguimiento continuo de los países, con objeto de adaptar sus políticas de riesgo y de mitigación a los cambios macroeconómicos y políticos que potencialmente puedan ocurrir. Asimismo, actualiza regularmente sus ratings internos y perspectivas sobre los países. La metodología de asignación de rating internos está fundamentada en la valoración de parámetros tanto cuantitativos como cualitativos que están en línea con los utilizados por otros actores significativos como entes multilaterales (FMI, BM), agencias de rating o compañías de crédito a la exportación.

A continuación se presenta, a 31 de diciembre de 2011, el desglose de la exposición de los instrumentos financieros que figuran registrados en los balances consolidados adjuntos, según el tipo de contraparte en cada uno de los países, atendiendo a la residencia de la contraparte, y sin tener en cuenta los ajustes por valoración ni las pérdidas por deterioro o provisiones constituidas al efecto:

Exposición por países Millones de euros
2011
Riesgo soberano (*) Entidades de crédito Otros sectores Total %
España 56.473 6.883 178.068 241.424 51,1%
Turquia 3.414 220 8.822 12.456 2,6%
Reino Unido 120 7.381 3.566 11.067 2,3%
Italia 4.301 492 4.704 9.497 2,0%
Portugal 279 829 6.715 7.824 1,7%
Francia 619 1.903 3.038 5.561 1,2%
Alemania 592 1.048 911 2.551 0,5%
Irlanda 7 183 212 401 0,1%
Grecia 109 5 32 146 0,0%
Resto Europa 739 4.419 6.072 11.230 2,4%
Subtotal Europa 66.654 23.363 212.141 302.157 63,9%
México 22.875 5.508 31.110 59.493 12,6%
Estados Unidos 3.501 3.485 42.589 49.576 10,5%
Resto Paises 7.281 3.803 50.563 61.647 13,0%
Subtotal Resto de paises 33.657 12.796 124.262 170.716 36,1%
Total riesgo en instrumentos financieros 100.311 36.159 336.403 472.873 100,0%
(*) Adicionalmente, a 31 de diciembre de 2011, existen líneas de crédito concedidas no dispuestas. principalmente a administraciones públicas españolas, por importe de 3.525 millones de euros.

La exposición a riesgos soberanos mostrada en el cuadro anterior se debe, fundamentalmente, a las posiciones mantenidas en valores representativos de deuda pública de los países en los que el Grupo opera, para la gestión del COAP del riesgo de tipo de interés del balance de las entidades del Grupo en dichos países, así como para la cobertura por parte de las compañías de seguros del Grupo de los compromisos por pensiones y seguros.

Exposición al riesgo soberano en Europa

Durante 2011 se ha agudizado la crisis de deuda soberana en Europa, habiéndose intensificado el contagio entre países de las tensiones financieras experimentadas a lo largo del año; en primer lugar, hacia países de la periferia europea no sometidos a programas de rescate, como Italia y España; posteriormente, las dudas sobre la capacidad de resolución de la crisis por parte de los gobiernos de la zona llevó a que incluso países centrales de Europa con finanzas sólidas se vieran afectados por dichas tensiones.

En lo que respecta al riesgo soberano de los países europeos, a pesar de los acuerdos alcanzados en la cumbre europea de finales de julio, los mercados de deuda soberana, incluidos los de España y, sobre todo, los de Italia, siguen sometidos a intensas presiones.

El 8 de diciembre de 2011, se publicaron los datos de la exposición a riesgos soberanos europeos de entidades de crédito del Grupo a 30 de septiembre de 2011. Dicha publicación se hizo en el ámbito del ejercicio realizado por la Autoridad Bancaria Europea (en adelante “EBA”, acrónimo en inglés de “European Banking Authority”, ver Nota 33) sobre niveles de capital mínimos de los grupos bancarios europeos (tal y como se definen en la directiva de solvencia de la Unión Europea, en adelante “CRD”, siglas en inglés de “Capital Requirement Directive”). A 31 de diciembre de 2011, el desglose, por tipos de instrumentos financieros, de la exposición total de las entidades de crédito del Grupo a riesgos soberanos de los países europeos sin tener en cuenta los ajustes por valoración ni las pérdidas por deterioro o provisiones constituidas al efecto, es el siguiente:

Exposición al riesgo soberano por paises de la Unión Europea Millones de euros
2011
Valores representativos de deuda Inversiones crediticias Derivados Total %
Cartera de negociación Cartera disponible para la venta Cartera de inversión a vencimiento Exposición directa Exposición indirecta
España 4.366 15.225 6.520 26.637 96 - 52.844 89,1%
Italia 350 634 2.956 184 - (23) 4.101 6,9%
Francia 338 12 254 - - (3) 601 1,0%
Alemania 513 6 69 - (3) (2) 583 1,0%
Portugal 39 11 13 216 - (1) 278 0,5%
Reino Unido - 120 - - (3) - 117 0,2%
Grecia - 10 84 15 - (8) 101 0,2%
Hungría - 53 - - - - 53 0,1%
Irlanda - 7 - - - 1 8 0,0%
Resto de la Unión Europa 155 351 - 130 - 2 638 1,1%
Total exposición a riesgo soberano Unión Europea 5.761 16.429 9.896 27.182 89 (34) 59.323 100,0%

En el cuadro anterior, los derivados, que incluyen derivados de crédito (Credit Derivative Swaps, en adelante, “CDS”), se reflejan al valor razonable de los mismos a 31 de diciembre de 2011. El desglose del valor nocional de los CDS en los que las entidades de crédito del Grupo actúan como vendedoras o compradoras de protección sobre riesgos soberanos de los países europeos, es el siguiente:

Exposición al riesgo soberano por paises de la Unión Europea Millones de euros
2011
Derivados de crédito (CDS) y otros contratos en los que el Grupo actúa como vendedor de protección Derivados de crédito (CDS) y otros contratos en los que el Grupo actúa como comprador de protección
Valores nocionales Valor razonable Valores nocionales Valor razonable
España 20 2 20 (2)
Italia 283 38 465 (61)
Alemania 182 4 184 (6)
Francia 102 3 123 (6)
Portugal 85 21 93 (22)
Reino Unido 20 2 20 (2)
Grecia 53 25 66 (33)
Hungría - - 2 (0)
Irlanda 82 10 82 (9)
Resto de la Unión Europa 294 31 329 (29)
Total exposición a riesgo soberano
Unión Europea
1.119 136 1.382 (170)

Las principales contrapartidas de estos CDS son entidades de crédito con elevada calidad crediticia. Los contratos de CDS son los estándares de mercado con las cláusulas habituales de eventos desencadenantes del pago de protección.

Como puede observarse en los cuadros anteriores, la exposición a riesgo soberano de Europa está concentrada en España e Italia. A 31 de diciembre de 2011, el desglose, por plazos de vencimientos de los instrumentos financieros, de la exposición total de las entidades de crédito del Grupo a estos países es el siguiente:

Vencimientos de riesgos soberanos Unión Europea Millones de euros
2011
Valores representativos de deuda Inversiones crediticias Derivados Total %
Cartera de negociación Cartera disponible para la venta Cartera de inversión a vencimiento Exposición directa Exposición indirecta
España







Hasta un 1 año 2.737 779 36 9.168 1 - 12.721 21,4%
De 1 a 5 años 1.025 11.630 1.078 4.265 67 - 18.065 30,5%
Más de 5 años 604 2.816 5.406 13.204 27 - 22.057 37,2%
Italia







Hasta un 1 año 172 22 3 89 - - 286 0,5%
De 1 a 5 años 73 34 2.378 20 - (18) 2.487 4,2%
Más de 5 años 105 578 575 75 - (4) 1.329 2,2%
Resto de Europa







Hasta un 1 año 512 197 69 281 3 (1) 1.061 1,8%
De 1 a 5 años 224 233 61 18 (1) 1 536 0,9%
Más de 5 años 309 140 290 62 (8) (11) 782 1,3%
Total exposición a riesgos soberanos
Unión Europea
5.761 16.429 9.896 27.182 89 (34) 59.323 100,0%
Métodos de valoración y deterioro

Los métodos de valoración utilizados para valorar los instrumentos que presentan riesgo soberano son los mismos que los utilizados para otros instrumentos que forman parte de las mismas carteras y se detallan en la Nota 8 de las presentes Cuentas Anuales, teniendo en cuenta las circunstancias excepcionales que se han producido en los dos últimos años en relación con la crisis de deuda soberana en Europa.

En concreto, el valor razonable de los valores representativos de deuda soberana de los países europeos se ha considerado equivalente a su valor de cotización en mercados activos (Nivel 1 tal y como se define en la Nota 8), a excepción de los valores representativos de deuda soberana de Grecia.

Respecto a los valores representativos de deuda soberana de Grecia, debido a su situación económica y considerando los diferentes acuerdos alcanzados en las “Cumbres de lideres europeos” sobre el plan de restructuración de la deuda griega, el Grupo ha reconocido unas pérdidas por deterioro sobre estos valores por importe total de de 81 millones de euros, aplicando una pérdida esperada del 50% del valor nominal de los títulos de deuda griega, independientemente de su vencimiento. La estimación de este deterioro se ha realizado considerando las recomendaciones de la Autoridad Europea de Valores y Mercados (acrónimo en inglés de “European Securities and Markets Authority”, en adelante “ESMA”).

Estas pérdidas por deterioro se registraron con cargo a la cuenta de pérdidas y ganancias consolidadas del ejercicio 2011.

Reclasificaciones de títulos entre carteras

En la Nota 14 se describe la reclasificación realizada en el tercer trimestre de 2011, de acuerdo con la NIIF-7, por importe de 1.817 millones de euros en valores representativos de deuda soberana de Italia, Grecia y Portugal desde el epígrafe “Activos financieros disponibles para la venta” al epígrafe “Cartera de inversión a vencimiento” del balance consolidado.

7.1.6 Activos financieros vencidos y no deteriorados

La siguiente tabla muestra un detalle de los importes vencidos de los activos financieros que no se consideraban deteriorados a 31 de diciembre de 2011, 2010 y 2009, clasificados en función de la antigüedad del primer vencimiento impagado:

Activos financieros vencidos y no deteriorados 2011 Millones de euros
Menos de 1 mes De 1 a 2 meses De 2 a 3 meses
Depósitos en entidades de credito - - -
Credito a la clientela 1.998 392 366
Sector publico 186 47 23
Otros sectores privados 1.812 345 343
Valores representativos de deuda - - -
Total 1.998 392 366
Activos financieros vencidos y no deteriorados 2010 Millones de euros
Menos de 1 mes De 1 a 2 meses De 2 a 3 meses
Depósitos en entidades de credito - - -
Credito a la clientela 1.082 311 277
Sector publico 122 27 27
Otros sectores privados 960 284 250
Valores representativos de deuda - - -
Total 1.082 311 277
Activos financieros vencidos y no deteriorados 2009 Millones de euros
Menos de 1 mes De 1 a 2 meses De 2 a 3 meses
Depósitos en entidades de credito - - -
Credito a la clientela 2.653 336 311
Sector publico 45 32 19
Otros sectores privados 2.608 304 292
Valores representativos de deuda - - -
Total 2.653 336 311

7.1.7 Riesgos dudosos o deteriorados y pérdidas por deterioro

A continuación se presenta un desglose de los activos financieros y riesgos contingentes dudosos o deteriorados a 31 de diciembre de 2011, 2010 y 2009, agrupados por epígrafes del balance consolidado adjunto:

Riesgos dudosos o deteriorados.
Desglose por tipo de instrumento y por sectores
Millones de euros
2011 2010 2009
Activos financieros deteriorados


Activos financieros disponibles para la venta 125 140 212
Valores representativos de deuda 125 140 212
Inversión crediticia 15.685 15.472 15.311
Depósitos en entidades de crédito 28 101 100
Créditos a la clientela 15.647 15.361 15.197
Valores representativos de deuda 10 10 14
Total activos financieros deteriorados (1) 15.810 15.612 15.523
Riesgos contingentes deteriorados


Riesgos contingentes deteriorados (2) 219 324 405
Total riesgos dudosos o deteriorados (1) + (2) 16.029 15.936 15.928
De los que:


Sector público 135 124 87
Entidades de crédito 84 129 172
Otros sectores 15.590 15.360 15.264
Garantizados con garantía hipotecaria 9.639 8.627 7.932
Con garantía pignoraticia parcial 83 159 37
Resto 5.868 6.574 7.295
Riesgos contingentes deteriorados 219 324 405
Total riesgos dudosos o deteriorados (1) + (2) 16.029 15.936 15.928

El movimiento durante los ejercicios 2011, 2010 y 2009 de los activos financieros y riesgos contingentes deteriorados, se resume a continuación:

Movimientos de riesgos dudosos o deteriorados
Activos financieros y riesgos contingentes
Millones de euros
2011 2010 2009
Saldo inicial 15.936 15.928 8.859
Entradas (1) 13.045 13.207 17.298
Recuperaciones (2) (9.079) (9.138) (6.524)
Entrada neta (1)+(2) 3.966 4.069 10.774
Traspasos a fallidos (4.093) (4.307) (3.737)
Diferencias de cambio y otros 221 246 32
Saldo final 16.029 15.936 15.928
Recuperaciones sobre entradas en mora (%) 70 69 38

A continuación se presenta el detalle de los activos financieros deteriorados a 31 de diciembre de 2011 y 2010, clasificados por áreas geográficas y según el plazo transcurrido hasta esas fechas desde el vencimiento del importe impagado más antiguo de cada operación o desde su consideración como deteriorado:

Activos deteriorados por área geográfica y antigüedad 2011 Millones de euros
Hasta 6 meses De 6 a 9 meses De 9 a 12 meses Más de 12 meses Total
España 4.640 1.198 1.187 4.482 11.507
Resto de Europa 217 38 41 235 531
México 809 141 130 199 1.280
América del Sur 767 66 38 109 980
Estados Unidos 634 211 117 549 1.511
Resto del mundo - - - 1 1
Total 7.068 1.653 1.513 5.572 15.810
Activos deteriorados por área geográfica y antigüedad 2010 Millones de euros
Hasta 6 meses De 6 a 9 meses De 9 a 12 meses Más de 12 meses Total
España 5.279 1.064 798 4.544 11.685
Resto de Europa 106 24 24 55 209
México 753 60 69 324 1.206
América del Sur 720 51 31 74 876
Estados Unidos 1.110 84 111 331 1.636
Resto del mundo - - 1 - -
Total 7.968 1.284 1.034 5.327 15.612

A continuación se presenta un detalle de aquellos activos financieros deteriorados, a 31 de diciembre de 2011 y 2010, clasificados por tipos de prestamos atendiendo a sus garantías asociadas y según el plazo transcurrido hasta dicha fecha desde el vencimiento del importe impagado más antiguo de cada operación o desde su consideración como deteriorado:

Activos deteriorados por garantías y antigüedad 2011 Millones de euros
Hasta 6 meses De 6 a 9 meses De 9 a 12 meses Más de 12 meses Total
Sin garantías reales 3.414 598 534 1.541 6.087
Con garantía hipotecaria 3.570 1.055 979 4.033 9.639
Viviendas terminadas residencia habitual 1.080 390 357 1.373 3.200
Fincas rústicas en explotación y oficinas, locales y naves industriales 630 210 160 795 1.795
Resto de vivienda no residencia habitual 490 138 167 659 1.454
Parcelas solares y resto de activos inmobiliarios 1.370 317 295 1.206 3.188
Con garantía pignoraticia parcial 83 - - - 83
Otros - - - - -
Total 7.067 1.653 1.513 5.574 15.810
Activos deteriorados por garantías y antigüedad 2010 Millones de euros
Hasta 6 meses De 6 a 9 meses De 9 a 12 meses Más de 12 meses Total
Sin garantías reales 4.309 338 271 1.710 6.628
Con garantía hipotecaria 3.301 946 763 3.617 8.627
Viviendas terminadas residencia habitual 629 304 271 1.472 2.676
Fincas rústicas en explotación y oficinas, locales y naves industriales 561 128 100 602 1.391
Resto de vivienda terminada 701 132 99 593 1.525
Parcelas solares y resto de activos inmobiliarios 1.410 382 293 950 3.035
Con garantía pignoraticia parcial 159 - - - 159
Otros 198 - - - 198
Total 7.967 1.284 1.034 5.327 15.612

A continuación se muestran los rendimientos financieros devengados acumulados a 31 de diciembre de 2011, 2010 y 2009 con origen en los activos deteriorados, que, como ya se ha comentado en Nota 2.2.1, no figuran registrados en las cuentas de pérdidas y ganancias consolidadas adjuntas por existir dudas en cuanto a su cobro:


Millones de euros
2011 2010 2009
Rendimientos financieros devengados acumulados 1.908 1.717 1.485

A 31 de diciembre de 2011, 2010 y 2009, las tasas de mora y de cobertura (Ver Glosario) de las operaciones registradas en los epígrafes “Crédito a la clientela” y “Riesgos contingentes” de los balances consolidados adjuntos eran:

Tasas del Grupo BBVA Porcentaje (%)
2011 2010 2009
Tasa de mora 4,0 4,1 4,3
Tasa de cobertura 61 62 57

7.1.8 Pérdidas por deterioro

A continuación se presenta un desglose de las provisiones registradas en los balances consolidados adjuntos para cubrir las pérdidas por deterioro estimadas a 31 de diciembre de 2011, 2010 y 2009 en los activos financieros y en los riesgos contingentes, en función de los distintos epígrafes del balance consolidado en las están clasificados:

Pérdidas por deterioro de activos financieros y provisiones para riesgos contingentes Notas Millones de euros
2011 2010 2009
Activos financieros disponible para la venta 12 569 619 449
Inversiones crediticias 13 9.469 9.473 8.805
Crédito a la clientela 13.2 9.410 9.396 8.720
Depósitos en entidades de crédito 13.1 47 67 68
Valores representativos de deuda 13.3 12 10 17
Cartera de inversión a vencimiento 14 1 1 1
Pérdidas por deterioro de activos financieros
10.039 10.093 9.255
Provisiones para riesgos y compromisos contingentes 25 291 264 243
Total provisiones para riesgos de crédito
10.330 10.357 9.498
De los que:



Cartera deteriorada
7.058 7.507 6.549
Cartera vigente no deteriorada
3.272 2.850 2.949

A continuación se presentan los movimientos producidos durante los ejercicios 2011 y 2010, en las pérdidas por deterioro estimadas, desglosados por epígrafes del balance consolidado:

2011 Notas Millones de euros
Activos financieros DPV Cartera de inversión a vencimiento Inversión Crediticia Riesgos y compromisos contingentes Total
Saldo inicial
619 1 9.473 264 10.356
Incremento del deterioro con cargo a resultados
62 - 6.041 17 6.121
Decremento del deterioro con cargo a resultados
(37) - (1.513) (24) (1.574)
Pérdidas por deterioro y provisiones (neto) (*) 48-49 25 - 4.528 (6) 4.547
Entidades incorporadas al ejercicio
- - 305 12 318
Traspaso a créditos en suspenso
(75) - (4.039) - (4.114)
Diferencias de cambio y otros
- - (798) 22 (776)
Saldo final
569 1 9.469 291 10.330
(*) Incluye las pérdidas por deterioro de activos financieros (Nota 49) y las provisiones para riesgos contingentes (Nota 48)
2010 Notas Millones de euros
Activos financieros DPV Cartera de inversión a vencimiento Inversión Crediticia Riesgos y compromisos contingentes Total
Saldo inicial
449 1 8.805 243 9.498
Incremento del deterioro con cargo a resultados
187 - 7.020 62 7.268
Decremento del deterioro con cargo a resultados
(32) - (2.204) (40) (2.276)
Pérdidas por deterioro y provisiones (neto) (*) 48-49 155 - 4.816 22 4.993
Traspaso a créditos en suspenso
(57) - (4.431) - (4.488)
Diferencias de cambio y otros
72 - 283 (1) 354
Saldo final
619 1 9.473 264 10.357
(*) Incluye las pérdidas por deterioro de activos financieros (Nota 49) y las provisiones para riesgos contingentes (Nota 48)

El movimiento registrado en los ejercicios 2011, 2010 y 2009 en los activos financieros dados de baja de los balances consolidados adjuntos por considerarse remota su recuperación (en adelante “fallidos”), se muestra seguidamente:

Movimientos de activos financieros deteriorados dados de baja de balance (Fallidos) Millones de euros
2011 2010 2009
Saldo inicial 13.367 9.834 6.872
Altas: 4.284 4.788 3.880
Bajas por: (1.895) (1.447) (1.172)
Refinanciación o reestructuración (4) (1) -
Cobro en efectivo (327) (253) (188)
Adjudicación de activos (29) (5) (48)
Ventas (840) (342) (590)
Condonación (604) (217) (114)
Prescripción y otras causas (91) (629) (231)
Diferencias de cambio y otros movimientos 115 193 253
Saldo final 15.871 13.367 9.834

Tal y como se indica en la Nota 2.2.1, a pesar de estar dados de baja de balance, el Grupo BBVA mantiene gestiones para conseguir el cobro de estos activos fallidos, hasta tanto no se hayan extinguido definitivamente los derechos a percibirlo; sea por prescripción, condonación u otras causas.

7.2 Riesgo de mercado

Además de los riesgos de mercado más comunes (a los que ya se ha hecho referencia), para gestionar determinadas posiciones resulta necesario considerar otros riesgos de mercado: el riesgo de spread de crédito, el riesgo de base, la volatilidad y el riesgo de correlación.

El VaR (“Value at Risk”) es la medida básica para gestionar y controlar los riesgos de mercado del Grupo BBVA, pues estima la pérdida máxima que, con un nivel de confianza dado, se puede producir en las posiciones de mercado de una cartera en un determinado horizonte temporal. En el Grupo, el VaR se calcula con un nivel de confianza del 99% y un horizonte temporal de 1 día.

Tanto BBVA como BBVA Bancomer tienen autorización del Banco de España para utilizar un modelo desarrollado por el Grupo BBVA para calcular los requerimientos de recursos propios por riesgos de mercado. Este modelo, que estima el VaR de acuerdo con la metodología de “simulación histórica” - consistente en estimar las pérdidas o ganancias que se hubieran producido en la cartera actual de repetirse las variaciones en las condiciones de los mercados que tuvieron lugar a lo largo de un determinado periodo de tiempo y, a partir de esa información, inferir la pérdida máxima previsible de la cartera actual con un determinado nivel de confianza - presenta la ventaja de reflejar de forma precisa la distribución histórica de las variables de mercado y de no requerir ningún supuesto de distribución de probabilidad específica. El periodo histórico utilizado en este modelo es de dos años.

Adicionalmente, y siguiendo las pautas establecidas por las autoridades españolas y europeas, la entidad utiliza otras métricas con el fin de satisfacer los requerimientos regulatorios de Banco de España. Las nuevas medidas de riesgo de mercado para la cartera de negociación incluyen el cálculo del VaR estresado (que cuantifica el nivel de riesgo en situaciones históricas extremas) y la cuantificación de los riesgos de impago y de bajada de la calificación crediticia de las posiciones de bonos y derivados de crédito de la cartera.

La estructura de límites de riesgo de mercado del Grupo BBVA establece esquemas de límites de VaR y de capital económico por riesgos de mercado para cada unidad de negocio, junto con sublímites específicos ad-hoc por tipologías de riesgos, actividades y mesas de contratación.

Periódicamente, se realizan pruebas de validez de los modelos de medición de riesgos utilizados por el Grupo, que estiman la pérdida máxima que se podría haber producido en las posiciones consideradas con un nivel de probabilidad determinado (“backtesting”), así como mediciones de impacto de movimientos extremos de mercado en las posiciones de riesgo mantenidas (“stress testing”). Adicionalmente, BBVA Research (Servicio de Estudios del Grupo BBVA) realiza análisis de “stress”, simulando escenarios históricos de crisis y evalúa los impactos que se producirían como consecuencia de alteraciones profundas de los mercados.

Evolución del riesgo de mercado en 2011 -

Seguidamente se muestra la evolución del riesgo de mercado del Grupo BBVA durante el ejercicio 2011, medido en términos de VaR (sin alisado) (ver Glosario), con un nivel de confianza del 99% y horizonte de 1 día:

lo que supone un VaR diario promedio de 24 millones de euros en el ejercicio 2011, frente a 33 y 26 millones en los ejercicios 2010 y 2009, respectivamente. El número de factores de riesgo que se emplean actualmente para medir el riesgo de la cartera asciende a aproximadamente 2.200. Este número es dinámico, varía en función de la posibilidad de realizar negocios en otros activos subyacentes y mercados.

Al cierre de los ejercicios 2011, 2010 y 2009, el VaR ascendía a 18, 28 y 31 millones de euros, respectivamente; de acuerdo con el siguiente desglose:

VaR por factores de riesgo Millones de euros
2011 2010 2009
Riesgo de interés y spread 27 29 38
Riesgo de cambio 3 3 2
Riesgo renta variable 7 4 9
Riesgo vega/correlación 4 12 15
Efecto diversificación (*) (23) (21) (33)
Total 18 28 31
VaR medio del periodo 24 33 26
VaR máximo del periodo 36 41 33
VaR mínimo del periodo 16 25 18
(*)El efecto diversificación es la diferencia entre la suma de los factores de riesgos medidos individualmente y la cifra de VaR total que recoge la correlación implícita existente entre todas las variables y escenarios usados en la medición.

El análisis de estrés se realiza tomando como base escenarios de crisis históricos y escenarios económicos elaborados por BBVA Research:

  • Escenarios históricos: el escenario histórico de referencia es la quiebra de Lehman en 2008.
  • Escenarios económicos de crisis: A diferencia de los escenarios anteriores, los escenarios económicos de crisis se actualizan mensualmente. La decisión de cuales son los escenarios a tener en cuenta se toma en el Comité de Stress de Mercados, en los que participa activamente BBVA Research mediante la confección de escenarios ad hoc. El objetivo último de este Comité es posibilitar la identificación de las posiciones de riesgo de mercado más significativas en cada una de las tesorerías del Grupo BBVA, evaluando el impacto de los movimientos de sus drivers de riesgo. En esta tarea, el Comité de Stress debe identificar y cuantificar escenarios poco probables pero plausibles de crisis en los mercados financieros, cuya labor se logra a través de la participación de BBVA Research en el Comité. Adicionalmente, los escenarios económicos de estrés se diseñan de forma individual y son coherentes con las posiciones de cada una de las tesorerías, ello se traduce en que puede no existir coherencia a nivel de Grupo y por tanto los impactos no pueden ser agregados.

Por tipología de riesgo de mercado asumido por la cartera de trading del Grupo, a 31 de diciembre de 2011 el riesgo principal era el de tipos de interés y el de spread de crédito, que que disminuye en 3 millones de euros con respecto al cierre del 2010. El riesgo bursátil se incrementa en 3 millones de euros mientras que el riesgo de tipo de cambio, y de volatilidad y correlación disminuyen en 0,1 millones de euros y 8 millones de euros respectivamente.

La variación del VaR diario promedio en el ejercicio 2011 con respecto al ejercicio 2010 se justifica, fundamentalmente, porque Global Market Europa ha disminuido su riesgo promedio en un 24% en el ejercicio 2011 (con un VaR diario promedio de 16 millones de euros) y, en menor medida, porque Global Market Bancomer lo ha disminuido en un 39%, (con un VaR diario promedio en 2011 de 5 millones de euros).

El modelo interno de riesgo de mercado es validado periódicamente a través de la realización de pruebas de back testing. En 2011, en BBVA SA las pérdidas de la cartera superaron el VaR diario en 3 ocasiones (2 en el caso de BBVA Bancomer). Este número de excepciones está dentro de las bandas que se fijan en los test de uso del modelo en Basilea. Por este motivo, no se han realizado cambios significativos ni en las metodologías de medición ni en la parametrización del modelo de medición actual.

Riesgo estructural de tipo interés -

La gestión del riesgo de interés del balance persigue mantener la exposición del Grupo BBVA en niveles acordes con su estrategia y perfil de riesgo ante variaciones en los tipos de interés de mercado. Para ello, el Comité de Activos y Pasivos (“COAP”) realiza una gestión activa del balance por medio de operaciones que pretenden optimizar el nivel de riesgo asumido en relación con los resultados esperados y respetar los niveles máximos tolerables de riesgo.

La actividad desarrollada por el COAP se apoya en las mediciones del riesgo de interés realizadas por el Área de Riesgos que, actuando como una unidad independiente, cuantifica periódicamente el impacto que tendría una variación de 100 puntos básicos en los tipos de interés de mercado en el margen de intereses y en el valor económico del Grupo BBVA.

Adicionalmente, el Grupo calcula, en términos probabilísticos, el “capital económico” (pérdida máxima estimada en el valor económico) y el “margen en riesgo” (pérdida máxima estimada en el margen de intereses) con origen en el riesgo de interés estructural de la actividad bancaria (excluyendo la actividad de tesorería), a partir de modelos de simulación de curvas de tipos de interés. Periódicamente se realizan pruebas de “stress testing” y análisis de escenarios que permiten completar la evaluación del perfil de riesgo de interés del Grupo.

Todas las mediciones del riesgo son objeto de análisis y seguimiento posterior, trasladándose a los diferentes órganos de dirección y administración del Grupo los niveles de riesgo asumidos y el grado de cumplimiento de los límites autorizados por la Comisión Delegada Permanente.

A continuación se presentan los niveles medios de riesgo de interés, en términos de sensibilidad, de las principales entidades financieras del Grupo BBVA durante el ejercicio 2011:

2011 Impacto margen de intereses (*) Impacto valor económico (**)
Incremento de 100 puntos básicos Decremento de 100 puntos básicos Incremento de 100 puntos básicos Decremento de 100 puntos básicos
Europa 0,50% 3,34% 0,78% -1,07%
BBVA Bancomer 3,33% -3,33% 2,06% -3,06%
BBVA Compass 3,85% -3,32% 3,06% -7,42%
BBVA Puerto Rico 2,83% -2,75% -2,45% 3,95%
BBVA Chile -3,01% 2,98% -11,57% 10,45%
BBVA Colombia 1,24% -1,26% 0,17% -0,50%
BBVA Banco Continental 1,78% -1,74% -9,22% 9,91%
BBVA Banco Provincial 1,95% -1,85% -1,47% 1,52%
BBVA Banco Francés 0,69% -0,70% -1,35% 1,38%
Grupo BBVA 1,98% 0,82% 0,91% -1,96%
(*) Porcentaje respecto al margen de intereses "1 año" proyectado de cada unidad. (**) Porcentaje respecto a los recursos propios de cada unidad.

En el proceso de medición, el Grupo BBVA ha establecido hipótesis sobre la evolución y el comportamiento de determinadas partidas, como las relacionadas con productos sin vencimiento explícito o contractual. Estas hipótesis se fundamentan en estudios que aproximan la relación entre los tipos de interés de estos productos y los de mercado y posibilitan la desagregación de los saldos puntuales en saldos tendenciales (con largo periodo de permanencia) y saldos estacionales o volátiles (con vencimiento residual a corto plazo).

Riesgo estructural de tipo de cambio -

El riesgo estructural de tipo de cambio se origina, fundamentalmente, por la exposición a variaciones en los tipos de cambio con origen en las sociedades extranjeras dependientes del Grupo BBVA y en los fondos de dotación a las sucursales en el extranjero financiados en una divisa distinta a la de la inversión.

El COAP es el órgano encargado de realizar las operaciones de cobertura que limiten el impacto patrimonial de las variaciones en los tipos de cambio, de acuerdo con sus expectativas de evolución, y aseguren el contravalor en euros de los resultados en divisa que se espera obtener de esas inversiones.

La gestión del riesgo estructural de tipo de cambio se apoya en las mediciones que realiza el Área de Riesgos en base a un modelo de simulación de escenarios de tipos de cambio, que permite cuantificar las variaciones de valor que se pueden producir con un nivel de confianza dado y en un horizonte temporal predeterminado. La Comisión Delegada Permanente autoriza la estructura de límites y alertas para estos riesgos, que incluyen un sub-límite para el capital económico (pérdida inesperada producida por el riesgo de tipo de cambio de las participaciones financiadas en divisas).

Durante 2011, la sensibilidad promedio de la exposición patrimonial ante una depreciación del 1% en los tipos de cambio ascendió a 154 millones de euros; de los que un 37% correspondería al peso mexicano, un 23% a divisas de América del Sur, un 20% a divisas asiática y turca y un 18% al dólar americano.

Riesgo estructural de renta variable -

La exposición del Grupo BBVA al riesgo estructural de renta variable se deriva, fundamentalmente, de las participaciones mantenidas en empresas industriales y financieras con horizontes de inversión a medio y largo plazo. Esta exposición se minora como consecuencia de las posiciones netas cortas mantenidas en instrumentos derivados sobre los mismos subyacentes, con objeto de limitar la sensibilidad de la cartera ante potenciales caídas de precios.

La sensibilidad agregada del patrimonio neto consolidado del Grupo BBVA ante un descenso del 1% en el precio de las acciones ascendía a 31 de diciembre de 2011 a -39,4 millones de euros y el impacto en los resultados del ejercicio se ha estimado en 1,8 millones de euros. En la estimación de estas cifras se han considerado la exposición en acciones valoradas a precio de mercado, o en su defecto, a valor razonable (excepto las posiciones en las carteras de las Áreas de Tesorería) y las posiciones netas en opciones sobre los mismos subyacentes en términos de delta equivalente.

El Área de Riesgos es responsable de la medida y seguimiento efectivo del riesgo estructural de renta variable, para lo que estima la sensibilidad y el capital necesario para cubrir las posibles pérdidas inesperadas debidas a variaciones de valor de las compañías que integran la cartera de inversión del Grupo; con un nivel de confianza que corresponde al rating objetivo de la entidad, teniendo en cuenta la liquidez de las posiciones y el comportamiento estadístico de los activos a considerar. Estas medidas se complementan con contrastes periódicos de “stress” y “back testing” y análisis de escenarios.

7.3 Riesgo de liquidez

El control, seguimiento y gestión del riesgo de liquidez pretende, en el corto plazo, asegurar el cumplimiento de los compromisos de pago de las entidades del Grupo BBVA, en el tiempo y forma previstos; sin necesidad de recurrir a la obtención de fondos en condiciones gravosas, ni deteriorar la imagen y reputación de las entidades. En el medio plazo, tiene como objetivo velar por la idoneidad de la estructura financiera del Grupo y su evolución, en el marco de la situación económica, de los mercados y de los cambios regulatorios.

La gestión de la liquidez y de la financiación estructural en el Grupo BBVA está fundamentada en el principio de la autonomía financiera de las entidades que lo integran, enfoque que contribuye a prevenir y limitar el riesgo de liquidez al reducir la vulnerabilidad del Grupo en periodos de riesgo elevado.

La gestión y el seguimiento del riesgo de liquidez se realizan, de modo integral, en cada una de las unidades de negocio del Grupo BBVA, con un doble enfoque (a corto y a largo plazo). El enfoque de liquidez a corto plazo, con un horizonte temporal hasta 366 días, se centra en la gestión de los pagos y cobros de tesorería y en la actividad de los mercados, e incluye la operativa propia del área y las potenciales necesidades de liquidez del conjunto de la entidad. El enfoque a medio plazo está centrado en la gestión financiera del conjunto del balance consolidado y tiene un horizonte temporal igual o superior a un año.

La gestión integral de la liquidez es responsabilidad del COAP de cada unidad de negocio, siendo la Unidad de Gestión Financiera, dependiente de la Dirección Financiera, la que analiza las implicaciones (en términos de financiación y liquidez) de los diversos proyectos de la entidad y su compatibilidad con la estructura de financiación objetivo y la situación de los mercados financieros. En este sentido, la Unidad de Gestión Financiera, a la luz de los presupuestos aprobados, ejecuta las decisiones tomadas por el COAP y gestiona el riesgo de liquidez conforme a un amplio esquema de límites, sublímites y alertas, aprobados por la Comisión Delegada Permanente; que son medidos y controlados, de modo independiente, por el Área de Riesgos, que también facilita a los gestores las herramientas de apoyo y métricas que necesitan para la toma de decisiones.

Cada una de las áreas de riesgos locales, que es independiente del gestor local, se ajusta a los principios corporativos de control del riesgo de liquidez que fija, desde GRM, la Unidad Global de Riesgos Estructurales para todo el Grupo BBVA.

En cada entidad del Grupo BBVA, las áreas gestoras solicitan y proponen un esquema de límites y alertas, cuantitativos y cualitativos, relacionados con el riesgo de liquidez, tanto a corto, como a medio plazo; para que, una vez consensuados con GRM y, al menos, con periodicidad anual, se proceda a proponer los controles y límites al Consejo de Administración del Banco (a través de sus órganos delegados) para su aprobación. Las propuestas que traslada GRM se adaptan a la situación de los mercados, en función del nivel de tolerancia al riesgo que el Grupo tiene como objetivo.

El desarrollo de un Manual de Liquidez y Financiación, supuso la ordenación estricta de la gestión del riesgo de liquidez; no sólo en términos de límites, sublímites y alertas, sino también de procedimientos. De acuerdo con el manual, las mediciones periódicas del riesgo incurrido y el seguimiento del consumo de límites se realizan por GRM, que desarrolla las herramientas de gestión y adapta los modelos de valoración, realiza análisis periódicos de stress e informa de los niveles de los riesgos de liquidez, mensualmente, al COAP y al Comité de Dirección del Grupo y, con mayor frecuencia, a las propias áreas gestoras y al Comité de Dirección de GRM.

En virtud del Plan de Contingencias vigente, la periodicidad de la comunicación y la naturaleza de la información que se facilita, se establecen por el Comité de Liquidez, a propuesta por el Grupo Técnico de Liquidez (en adelante, GTL); que, ante cualquier señal de alerta o de posible crisis, realiza un primer análisis de la situación de liquidez (sea a corto o a largo plazo) de la entidad afectada.

El GTL está integrado por personal técnico de la Mesa de Corto Plazo de Tesorería y de las Áreas de Global Accounting & Information Management (GA&IM), de Gestión Financiera y de Riesgos Estructurales. Cuando las señales de alerta establecidas ponen de manifiesto una situación crítica, el GTL informa al Comité de Liquidez - formado por los directores de las áreas correspondientes -, que es el encargado de, en caso de necesidad, convocar al Comité de Financiación; integrado por el Consejero Delegado del Grupo y los Directores del Área Financiera, del Área de Riesgos, de Negocios Globales y de Negocio del país afectado.

Uno de los aspectos más significativos que han incidido en la actividad del Grupo BBVA a lo largo del ejercicio 2011 ha sido la continuación de la crisis de deuda soberana iniciada en 2010; en la que el papel jugado por los organismos oficiales de la Eurozona y el BCE han sido determinante para tranquilizar a los mercados y para asegurar la liquidez del sistema bancario europeo. Sin embargo, el Grupo no se ha visto en la necesidad de recurrir a las medidas extraordinarias establecidas por las autoridades españolas para mitigar las tensiones de liquidez que han afectado a muchas entidades nacionales.

En este orden de cosas, los reguladores han establecido nuevos requerimientos regulatorios con objeto de fortalecer los balances de las entidades bancarias y hacerlas más resistentes a potenciales shocks de liquidez a corto plazo. El “Liquidity Coverage Ratio” (LCR) es la métrica propuesta por el Comité de Supervisión Bancaria del Banco Internacional de Pagos de Basilea para lograr este objetivo, pues pretende que las entidades financieras cuenten con un “stock” suficiente de activos líquidos para permitirlas hacer frente durante 30 días a un escenario de estrés de liquidez. Según el último documento publicado por el Comité de Supervisión Bancaria, en diciembre de 2010, este ratio seguirá estando sujeto a revisión por parte de los reguladores hasta mediados del año 2013 y se incorporará como requisito regulatorio el 1 de enero de 2015; si bien, a partir de enero de 2012 deberá informarse de su evolución a los organismos supervisores.

Para intentar incrementar el peso de la financiación a medio y largo plazo en los balances bancarios, los reguladores han definido un nuevo ratio de financiación a largo plazo (más de doce meses), denominado “Net Stable Funding Ratio” (NSFR), que estará en proceso de revisión hasta mediados del año 2016 y se convertirá en requisito regulatorio a partir del 1 de enero de 2018.

A pesar de que la definición exacta de estos nuevos ratios no es aún definitiva, el Grupo BBVA ha establecido un plan ordenado de adaptación a los mismos que permita, con suficiente antelación, adoptar las mejores prácticas y los criterios más eficientes y rigurosos en su implementación.

7.4 Concentraciones de riesgo

A continuación se presenta el desglose de los saldos de los instrumentos financieros que figuran registrados en los balances consolidados adjuntos, según su concentración por áreas geográficas, atendiendo a la residencia del cliente o de la contraparte y sin tener en cuenta los ajustes por valoración ni las pérdidas por deterioro o provisiones constituidas al efecto:

2011 Millones de euros
España Resto de Europa México EE.UU. América del Sur Resto Total
Activos financieros -






Cartera de negociación 12.958 33.305 11.675 4.672 5.452 2.539 70.603
Valores representativos de deuda 5.075 2.068 10.933 565 2.030 305 20.975
Instrumentos de capital 662 363 741 69 125 238 2.198
Derivados de negociación 7.221 30.874 2 4.039 3.297 1.996 47.430
Otros activos financieros a valor razonable con cambios en pérdidas y ganancias 234 311 1.470 509 454 - 2.977
Valores representativos de deuda 117 77 6 508 1 - 708
Instrumentos de capital 117 234 1.464 1 453 - 2.269
Activos financieros DPV 26.546 8.895 7.825 8.151 5.164 656 57.237
Valores representativos de deuda 22.371 8.685 7.764 7.518 5.068 602 52.008
Instrumentos de capital 4.175 210 61 633 96 54 5.229
Inversión crediticia 203.348 44.305 42.489 44.625 46.479 7.704 388.949
Depósitos en entidades de crédito 3.034 11.531 4.877 2.712 2.197 1.663 26.013
Crédito a la clientela 198.948 32.445 37.612 41.222 43.592 6.035 359.855
Valores representativos de deuda 1.365 328 - 692 690 6 3.081
Cartera de inversión a vencimiento 7.373 3.582 - - - - 10.955
Derivados de cobertura y ajustes por macrocoberturas 395 3.493 485 253 16 56 4.698
Total riesgo en activos financieros 250.854 93.890 63.943 58.210 57.565 10.955 535.419
Riesgos y compromisos contingentes -






Riesgos contingentes 16.175 12.289 1.098 4.056 4.733 1.554 39.904
Compromisos contingentes 30.848 21.506 11.929 22.002 6.192 1.288 93.767
Total riesgos contingentes 47.023 33.795 13.027 26.058 10.925 2.842 133.669
Total riesgo en instrumentos financieros 297.877 127.685 76.970 84.268 68.490 13.797 669.088
2010 Millones de euros
España Resto de Europa México EE.UU. America del Sur Resto Total
Activos financieros -





 
Cartera de negociación 18.903 22.899 9.578 3.951 5.549 2.404 63.284
Valores representativos de deuda 9.522 2.839 8.853 654 2.086 405 24.359
Instrumentos de capital 3.041 888 725 148 136 322 5.260
Derivados de negociación 6.340 19.172 - 3.149 3.327 1.677 33.665
Otros activos financieros a valor razonable con cambios en pérdidas y ganancias 284 98 1.437 481 476 1 2.777
Valores representativos de deuda 138 66 7 480 - - 691
Instrumentos de capital 146 32 1.430 1 476 1 2.086
Activos financieros DPV 25.230 7.689 10.158 7.581 4.291 1.234 56.183
Valores representativos de deuda 20.725 7.470 10.106 6.903 4.211 1.187 50.602
Instrumentos de capital 4.505 219 52 678 80 47 5.581
Inversión crediticia 218.399 30.985 40.540 39.944 37.320 5.847 373.035
Depósitos en entidades de crédito 6.786 7.846 5.042 864 2.047 1.018 23.603
Crédito a la clientela 210.102 23.139 35.498 38.649 34.999 4.822 347.209
Valores representativos de deuda 1.511 - - 431 274 7 2.223
Cartera de inversión a vencimiento 7.504 2.443 - - - - 9.947
Derivados de cobertura y ajustes por macrocoberturas 234 2.922 281 131 - 35 3.603
Total riesgo en activos financieros 270.554 67.036 61.994 52.088 47.636 9.521 508.829
Riesgos y compromisos contingentes -

         
Riesgos contingentes 20.175 6.773 1.006 3.069 3.953 1.465 36.441
Compromisos contingentes 35.784 19.144 11.421 17.604 5.711 910 90.574
Total riesgos contingentes 55.959 25.917 12.427 20.673 9.664 2.375 127.015
Total riesgo en instrumentos financieros 326.513 92.953 74.421 72.761 57.300 11.896 635.844
2009 Millones de euros
España Resto de Europa México EE.UU. America del Sur Resto Total
Activos financieros -






Cartera de negociación 22.893 25.583 11.612 3.076 4.329 2.240 69.733
Valores representativos de deuda 14.487 7.434 10.157 652 1.646 296 34.672
Instrumentos de capital 3.268 624 1.455 35 207 194 5.783
Derivados de negociación 5.138 17.525 - 2.389 2.476 1.750 29.278
Otros activos financieros a valor razonable con cambios en pérdidas y ganancias 330 73 1.153 436 344 - 2.337
Valores representativos de deuda 157 42 3 435 1 - 639
Instrumentos de capital 173 31 1.150 1 343 - 1.698
Activos financieros DPV 30.177 11.660 7.709 7.828 4.876 1.266 63.516
Valores representativos de deuda 24.838 11.429 7.688 7.082 4.806 1.223 57.066
Instrumentos de capital 5.339 231 21 746 70 43 6.450
Inversión crediticia 206.097 34.613 31.469 40.469 34.926 6.167 353.741
Depósitos en entidades de crédito 2.568 11.280 3.269 2.441 1.724 918 22.200
Crédito a la clientela 203.529 23.333 28.200 37.688 33.098 5.239 331.087
Valores representativos de deuda - - - 340 104 10 454
Cartera de inversión a vencimiento 2.625 2.812 - - - - 5.437
Derivados de cobertura y ajustes por macrocoberturas 218 2.965 266 117 3 25 3.595
Total riesgo en activos financieros 262.340 77.706 52.210 51.926 44.478 9.698 498.359
Riesgos y compromisos contingentes -






Riesgos contingentes 15.739 7.826 897 3.330 3.704 1.689 33.185
Compromisos contingentes 37.804 24.119 9.421 15.990 3.743 1.246 92.323
Total riesgos contingentes 53.543 31.945 10.318 19.320 7.447 2.935 125.508
Total riesgo en instrumentos financieros 315.883 109.651 62.528 71.246 51.925 12.633 623.866

El desglose de los principales saldos en moneda extranjera, atendiendo a las monedas más significativas que los integran, que figuran en los balances consolidados adjuntos, se muestra en el Anexo IX.

7.5 Plazos residuales

Seguidamente se presenta el desglose de los saldos de determinados capítulos de los balances consolidados adjuntos, por vencimientos remanentes contractuales, sin tener en cuenta, en su caso, los ajustes por valoración ni las pérdidas por deterioro:

2011 Millones de euros
A la vista Hasta 1 mes Entre 1 y 3 meses Entre 3 y 12 meses Entre 1 y 5 años Más de 5 años Total
Activo -






Caja y depósitos en bancos centrales 28.066 1.444 660 330 426 - 30.927
Depósitos en entidades de crédito 2.771 7.551 1.393 3.723 7.608 2.967 26.013
Crédito a la clientela 18.021 38.741 22.887 45.818 93.138 141.251 359.855
Valores representativos de deuda 842 2.297 2.761 8.025 39.603 34.199 87.727
Derivados (negociación y cobertura) - 1.798 1.877 4.704 16.234 27.368 51.981
Pasivo -






Depósitos de bancos centrales 3 19.463 2.629 - 11.040 1 33.136
Depósitos de entidades de crédito 2.202 27.266 4.374 5.571 15.964 3.669 59.047
Depósitos a la clientela 116.924 69.738 17.114 41.397 28.960 6.861 280.994
Débitos representados por valores negociables - 2.032 1.880 11.361 45.904 17.144 78.321
Pasivos subordinados - - 110 38 4.893 9.500 14.541
Otros pasivos financieros 5.015 1.283 355 490 1.254 1.307 9.704
Posiciones cortas de valores - 1.446 2 - - 3.163 4.611
Derivados (negociación y cobertura) - 1.687 1.636 5.232 15.533 25.313 49.401
2010 Millones de euros
A la vista Hasta 1 mes Entre 1 y 3 meses Entre 3 y 12 meses Entre 1 y 5 años Más de 5 años Total
Activo -






Caja y depósitos en bancos centrales 17.275 1.497 693 220 282 - 19.967
Depósitos en entidades de crédito 2.471 10.590 1.988 1.658 4.568 2.329 23.604
Crédito a la clientela 16.543 33.397 21.127 49.004 85.800 141.338 347.209
Valores representativos de deuda 497 3.471 12.423 8.123 35.036 28.271 87.821
Derivados (negociación y cobertura) - 636 1.515 3.503 13.748 17.827 37.229
Pasivo -






Depósitos de bancos centrales 50 5.102 3.130 2.704 - 1 10.987
Depósitos de entidades de crédito 4.483 30.031 4.184 3.049 9.590 5.608 56.945
Depósitos a la clientela 111.090 69.625 21.040 45.110 21.158 6.818 274.841
Débitos representados por valores negociables 96 5.243 10.964 7.159 42.907 15.843 82.212
Pasivos subordinados - 537 3 248 2.732 13.251 16.771
Otros pasivos financieros 4.177 1.207 175 433 647 1.564 8.203
Posiciones cortas de valores - 651 - 10 - 3.385 4.046
Derivados (negociación y cobertura) - 826 1.473 3.682 12.813 16.037 34.831
2009 Millones de euros
A la vista Hasta 1 mes Entre 1 y 3 meses Entre 3 y 12 meses Entre 1 y 5 años Más de 5 años Total
Activo - - - - - - - -
Caja y depósitos en bancos centrales 14.650 535 248 735 163 - 16.331
Depósitos en entidades de crédito 3.119 8.484 1.549 1.914 4.508 2.626 22.200
Crédito a la clientela 4.313 31.155 19.939 40.816 94.686 140.178 331.087
Valores representativos de deuda 1.053 4.764 15.611 10.495 37.267 29.080 98.270
Derivados (negociación y cobertura) - 637 2.072 3.863 13.693 12.608 32.873
Pasivo - - - - - - - -
Depósitos de bancos centrales 213 4.807 3.783 12.293 - - 21.096
Depósitos de entidades de crédito 1.836 24.249 5.119 5.145 6.143 6.453 48.945
Depósitos a la clientela 106.942 55.482 34.329 32.012 18.325 6.293 253.383
Débitos representados por valores negociables - 10.226 16.453 15.458 40.435 14.614 97.186
Pasivos subordinados - 500 689 2 1.529 14.585 17.305
Otros pasivos financieros 3.825 822 141 337 480 20 5.625
Posiciones cortas de valores - 448 - 16 - 3.366 3.830
Derivados (negociación y cobertura) - 735 1.669 3.802 13.585 10.517 30.308
Tools